Conoce las 10 recomendaciones que hace la STPS para implementar un home office óptimo

El teletrabajo es una modalidad que permite realizar actividades laborales vía remota empleando las tecnologías de la información; al cual también se le conoce como home office, y en los últimos tiempos se convirtió en una efectiva alternativa para las empresas frente a la pandemia por COVID-19.

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), recomienda que deben cumplirse con 10 aspectos básicos, para llevar a cabo de manera óptima el trabajo a distancia:

  1. Asegurarse de disponer de un sitio apropiado en casa para realizar teletrabajo
  2. Contar con mobiliario adecuado, teléfono, tecnología necesaria e internet
  3. Acuerdo sobre la manera de mantener comunicación
  4. Establecer los momentos en que el trabajador asistirá a la oficina
  5. Forma en que se monitoreará y supervisará el desarrollo del trabajo
  6. La manera en que se solventarán los gastos en que incurra el trabajador durante el desarrollo del trabajo
  7. La fecha en que se revisarán las condiciones de trabajo y si tendrá lugar antes un periodo de prueba
  8. Definir si se pondrá por escrito una enmienda al contrato de trabajo
  9. La manera en que se dará mantenimiento al equipo de trabajo
  10. Concertar trabajador y patrón que las condiciones de seguridad en el domicilio sean las óptimas.

Cumplir con estos puntos podría servir como indicador de que las compañías y trabajadores están listos para iniciar una relación de teletrabajo.

La supervisión al implementar esta alternativa debe realizarse en coordinación con los trabajadores; brindando comprensión y paciencia ya que para muchos es una dinámica nueva, a la cual deberán adaptarse. Asimismo, ambas partes deben entender que no todos los trabajos ni todas las personas son capaces de trabajar en casa. El carácter de los empleados, así como sus deberes, deben ser puestas en consideración antes de decidir enviarlo a trabajar en su domicilio.

La STPS sugiere que una relación de teletrabajo requiere de:

  • Confianza de los empleadores hacia los trabajadores, la cual debe ser alimentada por los empleados cumpliendo los objetivos.
  • Soberanía de tiempo que le permita al trabajador administrarse, manteniendo el equilibrio entre la vida laboral y personal.
  • Respeto de la vida personal, a través de la delimitación de una línea entre la vida personal y laboral. Para ello, es necesario que el patrón respete el horario de trabajo, fomentando la desconexión del trabajador fuera de la jornada laboral.
  • Voluntariedad, el teletrabajo no puede ser impuesto, para ambas partes debe ser una modalidad voluntaria.
  • Reversibilidad, que se convierte en una garantía para el trabajador de que su puesto presencial estará disponible cuando decida volver.

Antes de establecer el teletrabajo, es necesario hacer un diagnóstico de las actividades que se pueden realizar en casa, identificar a los trabajadores con las capacidades de laborar desde su hogar, establecer con claridad los canales de comunicación, asegurarse que el empleado cuenta con las herramientas necesarias para hacer home office, tener claros los objetivos y definir los horarios de trabajo.

En MOBIRAMA, nos mantenemos en constante actualización sobre las tendencias que podrían sumar a tu compañía, acércate a los expertos y logra explotar los recursos disponibles así como el talento de tus colaboradores.

Acerca del autor

Mobirama Consultoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *